Los olvidados de la crisis

28 12 2010
Trascurrido cierto tiempo desde el inicio de la crisis, muchas cosas se han ido quedando en el camino y muchas otras han sido olvidadas. Por eso, hoy, que es 28 de diciembre, quisiera tener algunas palabras para los olvidados de la crisis, personas con nombres y apellidos, todas ellas inocentes y sin responsabilidad alguna en la codicia sin límites que causó la crisis financiera de entonces, económica ahora y también profundamente social y política, y que han y hemos sido olvidados y sacrificados en el ara insaciable de los mercados.

Basta leer cualquier medio de comunicación para darse cuenta que los damnificados de la crisis, los que verdaderamente la están sufriendo han desaparecido de los titulares. En las últimas semanas, incluso meses, todos hemos tenido conocimiento de las maniobras de las agencias de calificación de la deuda, de las primas de riesgo, del bono alemán, de las pruebas de estrés de la banca, de los puntos básicos, de la caída del IBEX, etc.

Para todos queda claro que los ajustes que desde mayo ejecuta este gobierno no obedecen al interés común de reducir el desempleo, sino tan sólo de volver cuanto antes al pacto de estabilidad y a que el déficit no supere el 3% del PIB. Y sabemos que es urgente tomar esas medidas para ir contentando a los mercados y no realicen un ataque especulativo contra la deuda española. De eso es de lo que hablan los medios de comunicación, esa es la crisis que nos quieren presentar, como si la crisis fuese un asunto limpio que se ejecutase en unos espacios irreales y no dejase efectos colaterales y víctimas de carne y hueso.

Pero los hay. Son los desempleados, las familias que no pueden hacer frente a la hipoteca y que serán embargadas, los autónomos y pequeñas empresas que no pueden hacer frente a los pagos y que son los que sufren un estrés continuado, los pensionistas, los funcionarios, etc. Todos parece que hemos comprendido que nuestra crisis no exige una solución prioritaria, que tenemos que ser sacrificados hasta que los mercados y las cuentas de resultados de las empresas de IBEX 35 nos sean favorables. Nadie ha preguntado por qué no podemos tener un déficit de más del 3%, y nos arriesgamos a ser sancionados por Bruselas si no lo cumplimos, y sí podemos tener una tasa de desempleo por encima del 20% sin que ni a los mercados ni a Bruselas, ni al gobierno el parezca insostenible y prioritario rebajarla al 5%, por ejemplo, aunque eso signifique no contener el déficit tan rápidamente.

Contra esta injusticia lacerante, la izquierda social formada por los sindicatos e IU, principalmente, se han movilizado y siguen movilizándose, porque no queremos que se olvide ni se sacrifique a los olvidados y damnificados de esta terrible crisis.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: