Marketing y algo más

2 01 2011

La izquierda siempre ha tenido dificultad en transmitir su mensaje. Es claro: Nos falta marketing. No hace falta más que comentar el lema de la última campaña del PP y que aparece machaconamente en los atriles de sus declaraciones y actos públicos para darnos cuenta de nuestro fracaso. Podemos leer con claridad “PP=soluciones” o “Ahora: Soluciones”. El mensaje es claro, corto, sencillo, impactante y repetido.

Sin embargo, si lo comparamos con el de la campaña de IU actualmente en curso resulta desolador: “Frente a la crisis y a las políticas de derechas, construimos la alternativa social y de izquierdas”.

Una o dos palabras frente a diecisiete. Así de largo: diecisiete. Parece que no tenemos nada que hacer frente al marketing y la propaganda de la derecha. Ellos ofrecen claramente soluciones a la crisis; los ciudadanos no tenemos nada que hacer y nada de lo que preocuparnos. Basta con votarlos en las próximas elecciones y ya está: Ellos con su enorme sabiduría y capacidad lo resolverán todo, nos lo resolverán todo.
En cambio, nosotros no decimos que tengamos la solución o las soluciones, no. Nosotros decimos que queremos construir con los ciudadanos, con todos, una alternativa social, distinta de la que se viene aplicando, una alternativa de todos y para todos a la crisis. Los ciudadanos no tienen que limitarse a no hacer nada, tienen que colaborar, intervenir, participar, proponer, discutir, criticar, defender sus derechos, trabajar, etc. Tienen que meterse en el asunto y no dejar que otros lo resuelvan. Porque si otros nos resuelven los problemas, siempre lo resolverán a su modo, es decir, en el que ellos salgan beneficiados y la mayoría perjudicada. Vamos, lo que está pasando.
El marketing y la propaganda son importantes, pero no lo son todo. También está la política y la forma de entender la política y la democracia: Para algunos, basta con el voto (vótame, que ya lo solucionaré yo), para otros, sólo es posible desde el compromiso y la participación, que son la forma de ejercer colectivamente la libertad (busquemos la mejor solución entre todos; nosotros no vamos a decidir por ti, sino a gestionar tu decisión). Porque no sólo es importante salir de la crisis, sino la forma de salir de ella. Nos jugamos mucho en ello. También la forma de estar, vivir y practicar la democracia.

Anuncios

Acciones

Information

One response

4 01 2011
Martín

Decía Galeano -en un de esas citas improbables que pasan de boca en boca en asambleas y cafés- que la dificultad principal es que la derecha junta dinero, que es cuantificable y medible, en cambio la izquierda se dedica a juntar ideas, lo que es muy complicado. De todos modos no creo que baste con pedirle a la gente que participe porque es lo mejor. Ese es un pedido moral como los que hace la Iglesia o la publicidad de Hacienda para pagar impuestos. La izquierda debe mostrar en su vida diaria que la alternativa es también placentera, que la vida será mejor para quien participa porque se sentirá más pleno. La participación política no mejora nuestra vida directamente -como todo, basta con que otro participe con mis ideas ya que es mejor el esfuerzo. La participación política tiene que hacernos más felices por el sólo hecho de participar ¿cómo transformar el esfuerzo en algo que nos haga más plenos? He aquí el desafío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: