Nosotros escuchamos, dialogamos y negociamos, no obedecemos

16 04 2011

Llevó desde ayer analizando las Propuestas a los partidos políticos que bajo el título “De obligado cumplimiento” nos presentó Confaes y la Cámara de Comercio de Salamanca en la Casa Lis. Se trata de un folleto de 42 páginas con 34 propuestas que sorprendentemente se ofrece como un programa de mínimos, como algo innegociable, de ahí su título De obligado cumplimiento.

Es de agradecer que una organización que representa los intereses de los empresarios de Salamanca elabore un documento que los haga explícitos. Pero son simple y justamente eso: los intereses de un sector de la población, no de toda la población. No pueden exigir, como afirman en su 3ª propuesta, que las fuerzas políticas consideren al empresario como el objetivo clave en su acción de gobierno, porque el objetivo deben ser los ciudadanos y, en el caso de una fuerza como IU, lo que hemos llamado “el último ciudadano”, es decir, aquel más desfavorecido y en riesgo de exclusión. Pero ya hemos elaborado desde IU Salamanca un comunicado (ver) y no es éste el sitio para analizar estas propuestas.

Solo quisiera llamar la atención sobre lo que significa que una organización empresarial considere su programa como innegociable y de obligado cumplimiento. Es la expresión más clara y contundente de la hegemonía de un pensamiento y unos intereses que se pretenden únicos. Y no pretenden ocultarlo, ni decirlo por lo bajo, ni expresarlo con envolturas. Son de obligado cumplimiento porque no hay nadie que se atreva a discrepar; son innegociables, porque no hay ninguna fuerza que pueda ofrecer resistencia. Y esto se dice en las vísperas de unas elecciones municipales ante los cabezas de lista de las distintas opciones políticas, entre quienes los ciudadanos democráticamente deben elegir, escenificando el sometimiento de los poderes públicos y de sus representantes (los únicos legítimamente elegidos o elegibles) ante los poderes económicos.

Así que no estamos ante una crisis financiera o económica, estamos ante una crisis política de primera magnitud, que no es una crisis de los políticos, sino de la propia democracia, de una democracia secuestrada y tutelada. Y para salir de aquí se necesita más política y nuevas políticas. Se necesita más democracia, empoderar a los ciudadanos, para que la economía esté a su servicio y no al de los intereses de los poderes económicos. Así que, nos jugamos mucho en esto.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: